miércoles, 17 de octubre de 2012

El experimento de los Darwin

el experimento de los darwin
Charles Darwin y su hijo Francis estudiaron la conocida reacción de las plantas creciendo hacia la luz: fototropismo.
Los Darwin trabajaron con plántulas de alpiste (Phalaris canariensis) y de avena (Avena sativa) y realizaron las primeras observaciones sistemáticas referentes a la encorvadura hacia la luz (fototropismo). Probaron que si se cubría el coleóptilo, la parte superior de una plántula, con un cilindro de metal o con un tubo de vidrio ennegrecido con tinta china y se le exponía a una luz lateral, no se producía el encorvamiento característico en la parte inferior del vástago. En cambio, si en los ápices se colocaban tubos de vidrio transparentes, el encorvamiento ocurría normalmente.
A continuación, tenemos un ejemplo del fototropismo de la plántula de avena:
(a) Al inicio las plántulas crecen normalmente curvándose hacia la luz.
(b) Cuando el ápice de la plántula se cubre con un cono metálico no se produce la curvatura. (Solo se produce cuando el ápice se cubre con un cono transparente).
(c) Cuando se coloca un collar metálico rodeando la plántula por debajo del ápice, se produce la respuesta característica.
A partir de estos experimentos, los Darwin concluyeron que, en respuesta a la luz, una “influencia” se transmite desde el ápice de la plántula hacia la parte inferior, que obliga a la planta a curvarse. Expresaron: “Debemos concluir, por tanto, que cuando las plántulas son expuestas libremente a una luz lateral se transmite cierta influencia desde la parte superior a la parte inferior, que obliga a la planta a encorvarse.”

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada